Rehabilitación Edificio Banco de Valencia en Ontinyent

edificio banco valencia_200_200

El proyecto supondrá la creación de entre 9 y 12 viviendas en este emblemático edificio de la calle Mayor

Construir en el antiguo edificio del Banco de Valencia entre 9 y 12 viviendas es el objetivo del proyecto aprobado anoche por el consejo de administración de Caixa Ontinyent. Este inmueble está situado en el número 11 de la calle Mayans. Según ha podido saber este periódico, esta actuación supondrá la remodelación del edificio y la creación de un número de viviendas que oscilaría entre las 9 y 12, según las necesidades y demandas de los compradores. Además, la obra no sólo afectaría al antiguo edificio del Banco de Valencia, sino también a un grupo de casas que Caixa Ontinyent posee en la plaza de Baix, concretamente, cuatro viviendas, que van desde el número 16 hasta el número 22 de la plaza de Baix. Aunque lo que de momento existe es un estudio previo y será a partir de ahora, con su aprobación en el consejo de administración cuando se inicien los trámites como la redacción del proyecto, la idea con la que trabaja es que el acceso principal a las viviendas esté en la calle Mayor, mientras que por la plaza de Baix estaría el acceso a las cocheras. Caixa Ontinyent y la empresa ontinyentina Construcciones Mancebo González están negociando que sea esta empresa constructora la que ejecute la obra. El antiguo edificio del Banco de Valencia fue comprado en 1998 por Caixa Ontinyent, con la idea inicial de ubicar allí un centro cultural, que entre otras dependencias, tendría una sala de exposiciones y también un salón de actos. Finalmente, por diversos motivos, como la posible falta de espacio o el coste final de la iniciativa, el proyecto no se llevó a cabo. Caixa Ontinyent años después optó por construir un centro cultural en otro emplazamiento, el actual en la calle Gomis. De esta manera, el edificio quedó sin uso desde entonces. A partir de ahora, con la aprobación por parte del consejo de administración celebrado ayer, se inicia una nueva etapa para este emblemático inmueble. Según ha podido saber este periódico, el proyecto será construir viviendas familiares, que podrían oscilar entre 9 y 12, según las necesidades de los clientes, puesto que serán viviendas casi a medida. Una vez aprobado por el consejo de administración, empezará todo el proceso de redactar el proyecto definitivo, solicitar los permisos de obras pertinentes, y demás trámites.

Un edificio de cuatro plantas, con una fachada bien conservada La idea es que todos los pasos previos al inicio de la ejecución de la obra puedan realizarse lo antes posible, porque en este proyecto jugará un papel importante las ayudas a la rehabilitación de viviendas, por lo que exigiría terminar dentro de los plazos marcados dentro de la convocatoria. El edificio, que tiene cuatro plantas, con toda probabilidad requerirá que se refuerce su estructura, en cambio, la fachada, que se respetará totalmente, presenta un buen estado. Entre los elementos que se conservará está la pequeña torreta y el reloj que le dan un toque peculiar al edificio. La rehabilitación de este inmueble puede contribuir a revitalizar y dinamizar este tramo de una calle, la calle Mayor, en su tramo denominado Mayans, que en las últimas décadas ha visto cómo cada vez más edificios, tanto viviendas como comercios, se quedaban deshabitadas, con el consiguiente deterioro que ello produce con el paso del tiempo.